Pellets en casa

El pellet existe hace ya mucho tiempo pero cada vez son más los hogares que optan por el ahorro energético que supone el uso de la biomasa. Las personas, cada vez más conscientes de que el uso de los combustibles fósiles es limitada, utilizamos energías alternativas para las necesidades diarias en nuestro hogar. Ahora estamos a punto de entrar en el invierno y es el momento adecuado para invertir en ello.

Las aplicaciones del pellet van desde calefacción y agua caliente sanitaria en viviendas unifamiliares hasta comunidades de vecinos, empresas, oficinas, comercios, hoteles, industria, invernaderos, etc. Hoy en día nadie escapa a una de las energías más limpias para producir calor. El pellet, a diferencia de la leña, no emite tanto residuo sólido a la atmosfera pero tiene también otras ventajas que seguro te interesan:

Ventajas económicas

  • El pellet es considerablemente más económico que los combustibles fósiles (50% más barato que el gasóleo).
  • Usando pellet no se depende de los continuos cambios en los precios de otros combustibles.
  • Con la instalación de sistemas de pellet se cumple con el Código Técnico de Edificación y se evita la obligatoriedad de instalar paneles solares térmicos.

Ventajas en seguridad

  • El pellet almacenado no presenta riesgo de explosión, no es volátil, no produce olores, no se producen fugas y si reproduce un vertido todo lo que necesitará será una escoba.
  • El pellet es un combustible no tóxico e inocuo para la salud.
  • La combustión de pellets apenas produce humos.

Ventajas ecológicas

  • Se trata de una fuente de energía renovable (con balance neutro de CO2). Usando pellet, se contribuye a reducir significativamente la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera.
  • La combustión del pellet es mucho más eficiente que la combustión de la leña y por tanto las emisiones son mínimas.
  • Disminuye la lluvia ácida, ya que los pellets no presentan azufre en su composición.
  • Si los residuos de podas y limpias del monte se utilizan para fabricar pellets, se revaloriza el residuo. De esta forma se fomenta la limpieza de montes, creando o mejorando hábitats salvajes y evitando incendios.
  • La ceniza que resulta de la combustión del pellet es mínima por la alta eficiencia de la combustión (para una instalación de 15 kw, unos 25 kg de ceniza anualmente) y es totalmente biodegradable, incluso es un buen abono.

El pellet hoy en día es el combustible por excelencia con múltiples finalidades, desde la calefacción para hogares utilizadas en calderas y estufas de pellets hasta la calefacción y energía para industrias, granjas, etc. Sin duda estamos delante de un combustible genial para instalar en todo tipo de hogares (casas, pisos, edificios) siempre y cuando tengan una salida de humos habilitada. Gracias a los amigos de https://www.bricoblog.eu por los datos y la información.

Feliz invierno.

Los comentarios están cerrados.