RAKSO, Las esponjas para limpiar los cristales de las estufas/chimeneas

Tanto si nuestra estufa/chimenea utiliza leña, pellet o gas, es inevitable que con el tiempo sea necesario limpiar los cristales. La suciedad de los cristales va en función de la calidad de la propia chimenea, de la instalación y especialmente del combustible utilizado.

En algunas circunstancias el interior de la cámara de combustión y consecuentemente el cristal puede quedar totalmente revestido de una capa de hollín maloliente y de muy difícil eliminación, sobretodo si no lo hacemos con cierta frecuencia. Tradicionalmente, para limpiar los cristales se ha utilizado un limpiacristales líquido, que se aplica en “spray” y normalmente fabricado a base de sosa cáustica.

Las nuevas tendencias de diseño en estufas y chimeneas hacen que cada vez sean más frecuentes los cristales serigrafiados. Y precisamente los limpiacristales clásicos son el principal enemigo de la serigrafía, ya que con el tiempo acaban borrándola totalmente.

Precisamente la poca viscosidad de los limpiacristales hace que al aplicarlos sobre la superficie a limpiar, se escurran muy rápidamente hacia abajo llegando a empapar las juntas cerámicas de las puertas y acortando su vida útil. El mercado nos ofrece una solución óptima para mantener los cristales limpios cuidando al máximo el cristal y su serigrafiado.

Las esponjas RAKSO, se utilizan en seco, sin necesidad de ningún tipo de producto químico.

Tienen múltiples usos. Después de cada limpieza, basta sacudir ligeramente el polvo restante y ya está lista para el próximo uso. Es suficientemente abrasiva para limpiar la suciedad adherida en el cristal y sin embargo no daña una posible serigrafía. Se trata de la solución fácil, practica, ecológica y económica: esponjas RAKSO

Las próximas 2000 estufas que salgan de nuestros almacenes irán provistas de una esponja RAKSO sin cargo, de muestra.

Los comentarios están cerrados.