¿Por qué pagar 3 veces más?

falo

Bosch Marín, importador exclusivo de chimeneas y estufas, tiene el placer de representar en España al grupo Italiano ITALKERO. Esta gran empresa Europea es especialista en fabricar estufas de exterior a gas y propano de excelente calidad, durabilidad y eficiencia. La marca, que lleva más de cuatro décadas destinadas a la fabricación de estufas de todo tipo, se enfrenta ahora, como otros muchos artículos, a la amenaza de los fabricantes chinos que hacen copias o réplicas de dudosa seguridad pero muy atractivas por su precio final en el mercado.

Lejos de querer incitar al boicot de estas falsificaciones (las normas de libre comercio lo permiten), si queremos explicar por qué se paga hasta tres veces más por el articulo original que por la copia de China.

Durabilidad

El principal argumento es la durabilidad. Cuando alguien hace un comentario respecto al precio (algo lógico por otra parte), lo ideal es responder con otra pregunta: ¿Cuántas estufas va a comprar usted a lo largo de su vida? Esta respuesta, que es extrapolable a todos los productos de calidad, es el mejor argumento para que el cliente piense que siempre es mejor comprar un producto excelente, que durará, que otro que tiene sus días contados aun siendo nuevo. Es verdad que el cliente mira el bolsillo pero es mejor mirarlo una vez y olvidarse, que hacer un desembolso periódico año tras año.

Garantía

La garantía es el principal hándicap de los productos extranjeros (fuera de la CE) y se ceban en especial, con los fabricados en Oriente (China, Taiwan, India…). Normalmente fabrican las réplicas y estas se envían en grandes contenedores a Europa y Estados Unidos. La fabricación descontrolada hace que, normalmente, no haya números de serie y que se monten con diferentes componentes. El cliente final, cuando tiene un problema en su estufa, no encuentra piezas y, si las encuentra, al no tener distribuidores de garantías en nuestro país, no le pueden suministrar la pieza, o no le vale, convirtiéndose el arreglo de la estufa en misión imposible. Muchos clientes finales optan por desechar la réplica y comprar una nueva.

Calidad

En nuestra comparativa (realizada entre la ITALKERO FALÒ y la réplica que llamaremos Activa) vemos diferencias muy claras en cuanto a acabados y materiales utilizados. La principal variación son los milímetros de grosor del aluminio y del cristal en tubo central. Mientras que el ITALKERO tiene un grosor de aluminio de 1,5mm el Activa sólo llega al 0,7mm favoreciendo la curvatura por calor del metal. El cristal del tubo también es más grueso en el  FALÒ (4mm), mientras que el Activa no llega a los 3mm. Las rejillas y los mandos tienen diferencias obvias a favor de la ITALKERO FALÒ.

Seguridad

Sin duda uno de los puntos más importantes es la seguridad y en este caso no hace falta decir que el FALÒ cuenta con todos los mecanismo de seguridad y que cumplen con la normativa europea de aparatos de gas. Las dos estufas cuentan con un mecanismo de seguridad anti-vuelco que corta el suministro de gas en caso de caída del aparato pero hay una diferencia considerable a favor del FALÒ que afecta a la seguridad y es el Kit anti-viento. Este sistema hace que la llama no se apague aún en condiciones de fuerte viento. Además ya sabemos que son estufas de exterior y que suelen funcionar cuando las condiciones climatológicas son adversas. La unidad de control  de los dos aparatos también tienen sus diferencias ya que en el FALÒ el encendido se hace a distancia (con mando opcional), mientras que en la réplica se hace mediante piezoeléctrico, de forma tradicional.

Potencia

En este apartado también gana el FALÒ que con 12Kw ofrece un radio de calor (o de acción) de hasta 5 metros. La réplica no alcanza más de 8Kw de potencia y su radio de acción disminuye hasta los 3 metros. Una diferencia que es otro argumento de venta de las estufas de exterior. La potencia en casi todos los aparatos debería ser regulable ¿verdad? Pues en las réplicas Chinas no contéis con poder regular la altura (y por tanto la intensidad) de la llama. La regulación de potencia es genial para las temporadas de otoño y primavera donde las oscilaciones térmicas suelen variar mucho.

Hay otros factores que decantan la balanza del precio a favor del FALÒ como por ejemplo a la hora del transporte. Todos los aparatos de ITALKERO disponen de ruedas para su transporte fabricadas para el FALÒ, haciéndolos más portátiles y más duraderos. Las réplicas no suelen llevar ruedas y si las llevan son opcionales o no acoplan del todo bien ya que se utilizan de forma standard para ser utilizadas por varios modelos.

Todas las razones aquí descritas deben ser nuestro argumento principal de venta. Comprar un producto de calidad es un desembolso de dinero inicial importante pero si hacéis los números veréis que al final sale mucho más rentable. Un aparato de ITALKERO, si se cuida, es para toda la vida por eso creemos que merece la pena pagar tres veces más a no ser que te guste comprar el mismo producto una vez tras otra.

FALOVSACTIVA

Los comentarios están cerrados.