1 Kw para 10 M2

A la hora de comprar una estufa o chimenea unas de las principales características en que debemos fijarnos es la potencia nominal y el rendimiento (o eficiencia) de la misma. La potencia de la estufa dependerá siempre de cuánto combustible echemos a la cámara de combustión, a más combustible más potencia.

¿Entonces por qué nos indican la potencia nominal de las estufas si echando combustible alcanzamos más o menos potencia? La respuesta es muy sencilla y tiene que ver con la eficiencia energética o el rendimiento de nuestra estufa. La potencia nominal marca la potencia máxima en la que la estufa rinde mejor. Así de sencillo. Si echamos más combustible, tendremos más potencia pero es posible que gran parte de la energía desaparezca por la salida de humo en forma de calor desperdiciando combustible y siendo menos eficiente.

Una vez tenemos claro el balance potencia-eficiencia, podemos pasar a hablar de nuestras necesidades energéticas para calentar nuestro hogar. En Bosch Marín hemos elaborado una regla que funciona a la perfección y que sirve para calcular las necesidades energéticas de cada cliente. La potencia nominal debe ajustarse a los metros cuadrados de cada hogar ya que la elección de una estufa o chimenea con más potencia sólo hará que esa estufa rinda por debajo de su capacidad y gaste más leña o combustible convirtiéndola también en menos eficiente.

DSC_0511

Después de los cálculos necesarios y contando que la media de altura de los hogares es de 2,5 metros entre suelo y techo, podemos afirmar que para calentar 10 m2 se necesita 1 Kw de potencia. Así pues a la hora de elegir nuestra fuente de calor deberemos tener en cuenta la regla de 1 KW por cada 10 M2, ni más ni menos. De este modo, por ejemplo, para una casa de 100 M2 necesitaremos una estufa de sólo 10 KW, para una de 80 M2, una de 8 KW y así sucesivamente.

Así que ya sabéis, en el caso de las estufas y chimeneas, el dicho popular “Caballo grande ande o no ande”, no haría justicia ya que como hemos comprobado con este artículo la eficiencia, la potencia y el volumen de aire a calentar son una ecuación perfecta que no debe variar.

Los comentarios están cerrados.